Nanotecnología para viajar por la inmensidad del espacio

por Pedro A. Serena Domingo. Investigador Científico del CSIC

Introducción

Un viaje personal: de cosmonauta a “nanonauta”

El año 1962 fue un buen año, al menos para mí, pues un día del mes de julio vi la luz de este mundo. Buscando en cualquier página web dedicada a recopilar efemérides se puede constatar que hubo bastantes acontecimientos de índole económica, social o política, que incluso se han hecho históricos, como era de esperar, destacando quizás el enquistamiento del sangriento conflicto de Vietnam y la Crisis de los Misiles en Cuba, ambos fruto de la tensión mundial entre el bloque encabezado por los EE.UU. y el que lideraba la desapercibida URSS, conflicto conocido por el nombre de Guerra Fría, y del que vivía pendiente una gran parte de la Humanidad. La Guerra Fría mantenía varios puntos de fricción competitiva entre las superpotencias y uno de ellos era el de la supremacía militar que, por aquel entonces, se podía medir por el tamaño y potencia del creciente arsenal nuclear. Tan solo en 1962 se realizaron casi más de una veintena de ensayos nucleares, que servían para mostrar al mundo ese poder militar.

Marte, nuestro hermano menor de correrías por el cosmos

por Manuel Toharia Director Científico de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Ante todo, veamos de qué estamos hablando a situarnos. Porque se supone que todo el mundo sabe que Marte es el planeta, que está cerca de la Tierra, que muchas naves se han posado allí y algunos vehículos automáticos comienzan a recorrer su superficie… Y eso es estimulante, sin duda. Pero lo más curioso del asunto es que, en el pasado, incluso en épocas muy remotas, Marte ya era famoso. De hecho, quizá el más famosos de los habitantes del zoo estelar, aun no siendo el más brillante ni el más llamativo… excepto por su color rojo. 

Hoy sabemos que no es ni el planeta más cercano a la Tierra, lo es Venus aunque no por mucho, ni siquiera el más parecido a nosotros en tamaño, que también lo es Venus. Pero, eso sí, siempre le vemos entero, no con forma decreciente o menguante, muy brillante eso sí pero prácticamente nunca redondo del todo, suponiendo que eso pudiera apreciarse a simple vista. Porque Marte sí es el planeta exterior a la órbita terrestre más próximo a nosotros; la órbita de Venus está más cerca del Sol, y por eso según su posición relativa respecto a nosotros, lo vemos, como la Luna, en sus distintas fases. Y, además, unas veces aparece por el Este de noche, poco antes del alba, o bien se pone por el oeste, poco después del ocaso solar.

Madrid, Música y Marte en Otro Mundo Mejor.

El AVIADOR DRO regresa vacunado, resistente, con ganas de armarla, de la mano de la investigación y el conocimiento.

Madrid, Música y Marte en Otro Mundo Mejor.


EL AVIADOR DRO quisiera que los humanos hayan aprendido algo de esta Pandemia. Que la investigación y el conocimiento son decisivos para la supervivencia de la especie. Que estar sin conciertos es aburridísimo. Que las desigualdades y los privilegios de los ricos siguen siendo incombustibles. Que Amazon sigue sin pagar impuestos. Que todo debe de ser para todos en OTRO MUNDO MEJOR.

Convergencias para la divergencia: la senda tecnológica hacia la singularidad

Hablar de futuro: entre la euforia y la tragedia

El conjunto de conocimientos y métodos de trabajo que llamamos ciencia y tecnología forma parte de las estrategias de las que la especie humana se ha dotado para lograr su exitosa expansión en este planeta. Estas dos herramientas, tan conectadas entre sí, son consecuencia de la racionalización del instinto de supervivencia, racionalización que permite llevar al límite la curiosidad que los seres humanos sentimos por nuestro entorno, los fenómenos naturales y nosotros mismos.

Escape Velocity

Escape Velocity: Why the Prospect of Extreme Human Life Extension Matters Now

The biogerontologist David Sinclair and the bioethicist Leon Kass recently locked horns in a radio debate on human life extension that was remarkable for one thing: on the key issue, Kass was right and Sinclair wrong. Sinclair suggested, as have other experts, including his mentor Lenny Guarente and the National Institute on Aging advisory council member Elizabeth Blackburn, that Kass and other bioconservatives are creating a false alarm about life extension, because only a modest (say,30%) increase in human life span is achievable by biomedical intervention,whereas Kass’s apprehensions concern extreme or indefinite life extension.